7 cuentos para el Día de la Madre

Se acerca el Día de la Madre y, aunque es una fecha que celebramos cada día, es cierto que el primer domingo de mayo, año tras año, se convierte en un día especial.

Por ese motivo, hoy os quiero hablar de 7 títulos que a mí me parecen maravillosos para gritar al mundo, día tras día, que ser madre es lo más valioso del planeta.

Los he seleccionado como títulos que a mí, personalmente, me han calado de una forma especial, aunque hay otros muchos que tratan este tema a las mil maravillas. Tengo que reconocer que ha sido un trabajo un poco difícil, ¡pero qué bonito verlos juntos!

Para quererte mejor (Julia Pérez Villegas y Desirée Arancibia – Tu cuento y tú).

Este libro me chifla para leer (y cantar) desde que el bebé está en la barriga. Es muy sencillito, en rima y con una musicalidad mágica. Habla sobre la relación mamá-bebé desde el primer instante en que se “encuentran”.

Es en cartón y con colores muy llamativos, lo que lo hace ideal también para los primeros meses (e incluso años) del pequeño/a, aunque lo que realmente lo hace especial es el contenido tan bonito que nos transmite, ya que, por mucho que se crezca, mamá siempre estará ahí para querernos cada vez mejor.

Puedes pedirlo aquí.

Mamá, mi hogar (Laura Richichi y Virginia García – La Cuentería Respetuosa).

Este es de los últimos libros que han llegado a mis manos de la relación madre-hijo/a y, os lo aseguro, ¡es una joyita!

Sutil, sencillo, dulce y con un ritmo fabuloso que nos va acompañando por ese mundo mágico en el que mamá nos acompaña y en el que, todo hay que decirlo, nos sentimos refugiados y en calma gracias a tenerla cerca. Es un título que transmite calma, amor e incondicionalidad. Y las ilustraciones, ¡ay las ilustraciones! Son dulces a más no poder, ideales para perderse y encontrarse con el propio hogar.

Puedes pedirlo aquí.

A veces mamá tiene truenos en la cabeza (Bea Taboada y Dani Padrón – Algar).

Si ha habido un libro que nos ha conquistado a todos en los últimos meses ha sido, sin duda, este. Seguro que la gran mayoría ya lo conocéis, pero, aun así, no puedo dejar de recomendarlo en este espacio. Es un libro que habla de visibilidad de las emociones, de normalización de las mismas, de empatía… Es el típico libro que me parece tan mágico e importante para niños como para adultos.

Una pequeña nos va contando cómo algunas cosas cotidianas del día a día van cambiando en función de cómo se sienta su mamá. Hay días de arcoíris en los que se desayuna churros con chocolate y otros nublados en los que, durante dos noches seguidas, se cena croquetas. ¿A quién no le ha pasado algo así? De todas formas, para mí, lo más poderoso del libro llega en las últimas páginas.

Me parece fabuloso que en un álbum ilustrado se hable de emociones de esta manera porque muchas veces los adultos intentamos ocultar lo que sentimos, pero no por eso los peques dejan de percibir esos cambios. Al fin y al cabo, ¡todos sentimos!

Puedes pedirlo aquí.

Mi pequeño (Germano Zullo y Albertine – Limonero).

Cuando leí este libro me enamoró completamente. De hecho, comprendí a la perfección el motivo por el que en 2016 resultó ganador de los Bolognaragazzi Award. Reconozco que, a día de hoy, no he sido capaz de leerlo sin sentir los pelos de punta. ¡Es una joya!

Comienza con una mamá que sostiene a su bebé en brazos. Al principio es tan pequeñito que apenas se le ve, pero ella le habla, le quiere transmitir todo lo que siente, quiere contarle su historia porque es de ellos, única y exclusivamente. La frase más repetida por la madre es “¡Mi bebé, mi niño, mi pequeño!”.

Es un libro de esos en los que la ilustración tiene una importancia vital, ya que nos cuenta más cosas que el propio texto. Ambos se complementan a la perfección y empezamos a ver cómo todo va tomando forma, cómo van construyendo su historia. El pequeño va creciendo y la madre va encogiendo. Una historia universal que no dejará a nadie indiferente. Su historia, tu historia, mi historia. ¡Brutal!

Puedes pedirlo aquí.

Un día tuve un sueño (Ana Meilán y Paco Ortega – Entre nubes y cuentos).

¡Qué bonito es este título! Desde que la mamá ve una rayita rosa, su vida cambia. De manera instintiva se acaricia la barriga y, casi sin darse cuenta, comienza a soñar. Es un sueño que se hace realidad, y lo disfruta en cada paso, en cada instante. Es algo casi inexplicable.

La mamá se siente portadora de vida y en su cabeza aparecen tantos planes como miedos. Desde ese mismo instante, comienzan los cantos, los cuentos, las dudas… También infinidad de preguntas sin respuesta.

Desde dentro, un bebé disfrutón que aprovecha cada instante en el interior de mamá como refugio, pero que está deseando salir para acurrucarse entre sus brazos.

Tantas decisiones por tomar, tantos momentos por disfrutar, tantos instantes por vivir… Esta es la historia de un sueño que, un día, se hizo realidad.

Puedes pedirlo aquí.

Un regalo para mamá (Lawrence Schimel y Paz Rodero – La Maleta  Ediciones).

Los dos títulos de esta colección me tienen enamorada por completo. Dos hermanos que, en este caso, compiten por entregar el mejor regalo a mamá. Uno de ellos ha encontrado la flor más espectacular del jardín, así que claro, el otro quiere un regalo que esté a la altura. ¡Mamá se merece lo mejor! Ambos buscan una caja a la medida para que la entrega sea de lo más especial. Mientras uno necesita una caja pequeñita, el otro necesita la más grande que haya en casa.

Un título fabuloso para demostrar que, siempre, siempre, siempre, lo más especial de un regalo son las manos de quien te lo entrega, el tiempo que ha pasado pensando en cómo prepararlo y, cómo no, el amor incondicional de nuestros pequeños.

Es de esos libros que te deja con una sonrisa en la cara y piensas “Jolín, ¡qué bonito!”. Es especial a más no poder y nos hace replantearnos muchas cosas, además de permitirnos hablar con nuestros pequeños de consumismo, de empatía, de detalles… ¡Es genial!

Puedes pedirlo aquí.

Algún día (Alison McGhee y Peter H. Reynolds – RBA).

Este fue uno de los primeros libros que empezaron a formar parte de mi colección personal y, tantos años después, reconozco que sigue siendo uno de mis favoritos. Es mágico, es dulce, es especial. Es un libro que te hace soñar y valorar.

Una mamá nos cuenta cómo disfruta de los primeros instantes con su bebé al tenerlo en brazos, al descubrir junto a sus ojos la magia de las primeras veces. De pronto, ese instante presente pasa al futuro, y la mamá empieza a pensar que, algún día, su pequeña correrá tan rápido que sentirá su pulso acelerado. Algún día, su pequeña llegará más alto de lo que jamás pensó. Algún día, su pequeña escuchará noticias que jamás hubiera deseado oír. Algún día, su pequeña se alejará y mirará hacia atrás con cariño. Algún día, su pequeña comenzará a sentir un pequeño peso en su espalda… Y, cuando todo eso pase, su mamá seguirá ahí, en su pensamiento, y en el porche esperando verla llegar de nuevo.

Este libro siempre me ha hecho pensar en la importancia del presente, de valorar el instante que tenemos entre manos. Igualmente me hace soñar con un futuro en el que tres generaciones nos uniremos para reír, disfrutar y aprender. Todo esto, algún día…

Puedes pedirlo aquí.

 

Como os dije, la elección me ha resultado de lo más complicada porque hay infinidad de libros sobre este tema que me tienen conquistada, así que para alargar un poquito más toda la información, os dejo algunos otros títulos que también me encantan: Durmiendo con mamá, Un corazón dentro de otro, Mamá, Mi amor, Mamá me grita, Martín Gris, Adivina cuánto te quiero, El lobo llama a la puerta, ¡Corre, corre!, El gran día, Cloe quiere ser mamá, Mamá va al cole, Amapola…

Si no encuentras el título que quieres en nuestra librería online, no dudes en enviarnos un WhatsApp al 651498305 y te atenderé lo antes posible J

Comments (0)

No comments at this moment